Crítica y Opinión

28 de Julio: Nada que celebrar

28 julio, 2016 — by Jorge Fernandez2

main

Crítica y Opinión

28 de Julio: Nada que celebrar

28 julio, 2016 — by Jorge Fernandez2

El día de la independencia de nuestro país es una fecha importante que trae a la memoria sucesos históricos de guerra, héroes y proclamas de libertad en pro de un pueblo esclavizado.
Con los años, el significado de estas fechas parece haber cambiado, incluso el patriotismo no es lo que debiera ser. En esta fecha parece que lo más esperado es el mensaje del Presidente de la Nación, con un discurso optimista y lleno de promesas falsas, y la parada militar, donde miles de ciudadanos se reúnen para ver desfilar a soldados, caballos y tanques.
Este año no hay nada que celebrar pues tenemos un congreso plagado de fujimoristas que ya han amenazado con hacer lo que les compete sin tomar en cuenta al presidente electo, tenemos una presidenta del congreso que no solo llama a la oposición terrucos de Sendero Luminoso y MRTA sino que además era parte de la mafia fujimontesinista. Tuvimos también una de las elecciones más asquerosas en nuestra historia.
Por si fuera poco, ayer, 27 de julio la fiscal Marcelita Gutiérrez decidió archivar las más de 2074 denuncias por esterilizaciones forzadas que se realizaron en la dictadura fujimorista, denuncias de mujeres a las que el Estado les niega justicia alguna y les voltea la cara con indiferencia.
En un país donde donde el Ministerio de Justicia atiende con rapidez un pedido de indulto a uno de los presidentes (made in Perú) más corruptos del mundo y decide ignorar a miles de mujeres que sufren violencia, no hay nada que celebrar.
En un país donde se sigue eligiendo el mal menor como presidente del país, no hay nada que celebrar.
En un país donde ser gay, lesbiana, trans o bisexual priva a las personas de derechos, no hay nada qué celebrar. Donde el desempleo y leyes desiguales aumentan en beneficio de los más ricos y poderosos, no hay nada que celebrar.
En un país donde la buena formación educativa no es un privilegio de todos, y la cultura no es negocio y solo se le asocia con el ocio, y la delincuencia se ejerce no solo vestido de malandro en zonas rojas sino también con trajes caros desde cargos públicos en el gobierno, no hay nada que celebrar.
Cuando se crean concentraciones de medios para desinformar a la ciudadanía y la programación televisiva se llena de basura en pro de auspicios publicitarios y la estupidificación masiva, no hay nada que celebrar.
Estimado lector, mientras la ley del más pendejo es la ley del más fuerte, y la gente eche basura en las calles, los padres golpeen a sus hijos, y las adolescentes queden embarazadas antes de la mayoría de edad; no hay nada que celebrar.
Existen muchas fallas en nuestro país, a todo nivel, y mientras no seamos parte del cambio que buscamos, ni en esta fecha ni en ninguna otra, no habrá nada que celebrar. Felices fiestas.

Jorge Fernandez

Jorge Fernandez

Diseñador Publicitario, fotógrafo casi profesional, músico empírico, melómano empedernido, curioso obligado y blogger novato. Sarcástico, políticamente incorrecto, gordo por convicción, mi fe reposa en la comida y el placer, sea cual este sea. La música es para mí el arte más elevado y completo.

2 comments

  • diana

    29 julio, 2016 at 6:06 pm

    Te hago recordar que el Poder Judicial del Perú es un organismo autónomo, creo que ahí parte todas las injusticias; pero deseo todo lo mejor para mi país aunque sé que es casi imposible, tengo esperanza y espero que tu opinión no merme en los corazones de un peruano optimista.

    Reply

    • Jorge Fernandez
      Jorge Fernandez

      31 julio, 2016 at 12:14 pm

      Yo creo que no, de hecho mi opinión no busca mermar el optimismo de las personas, sino que busca despertarlas del adormecimiento en que la mayoría está. ¡Gracias por comentar!

      Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *