Mark Powell y su horroroso mundo en miniatura

Pero el paso a la escultura no fue de la noche a la mañana, ya que luego de hacer sus primeros dibujos se concentró en la pintura, quedando frustrado por la imposibilidad de plasmar su arte de manera tangible y rápida.

Cuando esto sucede, Mark Powell se centra en la escultura, construyendo dioramas, y sus obras están hechas con resina y silicona; el impacto que generan sus dioramas es fuerte, ya que se aprecian escenas de degradación y canibalismo, seres deformes y mutilados que excretan y mueren; en fin, un panorama bastante horroroso, sin dejar de lado una estética muy trabajada, ya que como todo artista que cuida de los detalles, logra darle a su obra un aire muy real.

He estado trabajando primeramente en crear ambientes en miniatura donde seres imaginarios evolucionan, devolucionan, consumen, excretan se multiplican y mueren. Mi escultura exagera y distorsiona los violentos procesos naturales de degeneración y regeneración, parasitismo y el cabalístico reciclaje de carne que hace que las formas de vida desarrollen cada vez mas compleja percepción y funciones corporales.

Sobre Mark Powell hay poca información, y la que hay no está en su sitio web, el que actualmente no está offline. Pero su obra puede verse aquí.

A pesar que su obra pueda parecer que no ser del gusto de muchos, Powell ha expuesto en Europa, USA y Australia; fue publicado en revistas como Inside Artzine, Virus Magazine #24, esta última es de pago. Coloboró también con la portada del disco Poisoned Legacy, de la banda de death metal danés The Cleansing.

Recuerdo haber dicho que me gustaría que mis obras tuvieran el mismo efecto que el hecho de ver un enjambre de hormigas devorando un escarabajo derrumbado.