Crítica y Opinión

6 de julio: Feliz día a mis maestros

6 Julio, 2016 — by Jorge Fernandez0

main

Crítica y Opinión

6 de julio: Feliz día a mis maestros

6 Julio, 2016 — by Jorge Fernandez0

Profesores tenemos todos y muchos, en todos los niveles educativos, ya sea la primaria, secundaria, academia, instituto o universidad.
Maestros tenemos pocos. Y hago una diferenciación porque aunque son sinónimos logro distinguirlos, el primero sabe muy bien su materia y te la enseña bien y hasta los recuerdas por su carisma; el maestro sin embargo no solo cumple con su rol de enseñar en un salón de clases, sino que además te deja algo en qué pensar, te motiva, te da sabiduría, te muestra cosas nuevas, te hace ver la vida de forma diferente, un maestro es el que a pesar de los años, recuerdas su rostro, su voz, sus palabras y las atesoras, guardas esos recuerdos y enseñanzas como un regalo precioso.
Entre los maestros que recuerdo con cariño está uno de la primaria, dictaba educación física, Lander es su apellido, nunca supimos su nombre, era flaco, usaba bigote, cabello negro y voz fuerte; era como un amigo, siempre tenía un consejo para dar.
En secundaria recuerdo a dos maestros; Almanza fue tutor de mi clase varios años, enseña matemáticas, hacía chistes, contaba experiencias de su vida intentando hacer que veamos la vida como una lucha constante, y que hagamos lo que hagamos no deberíamos avergonzarnos ni agachar la cabeza; jalé dos bimestres en quinto año aunque él se esforzaba en explicarnos las fórmulas y trucos de forma sencilla, aprobé su curso raspando con once en el promedio final.
Miguel Pachas Almeyda, dicta biología, yo estaba en cuarto de secundaria. No solo nos enseñaba sobre su curso, nos daba clases de moral, de educación sexual, recuerdo que hasta teníamos un espacio para preguntas de esa índole. En el tiempo que lo conocí promovió un proyecto de radio en el colegio donde alumnos de diferentes años podían participar, yo participé. Años después supe que mi maestro de biología estaba presentando su primer libro Georgette de Vallejo al fin de la batalla. Me llena de orgullo saber que ha alcanzado un nombre entre hombres de letras y cultura, hasta Marco Aurelio Denegri lo ha entrevistado. Sin duda es un maestro del que hay mucho por aprender.
Cuando estuve en el instituto, estudiando diseño publicitario, tuve un maestro llamado Carlo Colona, fue un amigo y confidente, dictó varios cursos mientras estuve estudiando, de hecho aprendí más de fotografía con él que de el profesor que dictaba esa materia. Su voz es amable, su mirada refleja la calidad de persona que tiene. Terminando la carrera perdí comunicación con él, siempre lo recuerdo con cariño y nostalgia, fue una persona importante en mi desarrollo.
He tenido otros maestros, aunque no docentes de profesión, pero sí buenos profesionales y amigos; a ellos y a mis maestros de estudios, les deseo un feliz día, en reconocimiento a su esmerada forma de enseñarme, de guiarme y de quererme. Gracias a sus enseñanzas voy por la vida sin tanto tropiezo.

Jorge Fernandez

Diseñador Publicitario, fotógrafo casi profesional, músico empírico, melómano empedernido, curioso obligado y blogger novato. Sarcástico, políticamente incorrecto, gordo por convicción, mi fe reposa en la comida y el placer, sea cual este sea. La música es para mí el arte más elevado y completo y, el porno y soledad, mis más fieles compañeras.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *